21 marzo 2011

Recarga tu existencia


“La vida es tan amplia que desborda el arca de la razón”

Abre los ojos: eres casi en tu totalidad agua y un adarme de electricidad, una batería con alrededor de un siglo de vida. Te alimentas de otros seres vivos que como tú están compuestos de “lluvia y energía”, pero esquivas pensar en ello porque NO hay tiempo, porque ¡la pila se gasta a cada minuto que pasa! Nos bañamos en lagos de fe y creencias que nos otorgan el don de calibrar que cuando la chispa que nos da vida se agote seguirá fluyendo en otro lugar, (lugar que nadie ha visto ni ha estado para describirlo). Dependes de la luz del sol, del oxígeno que estás inhalando ipso facto, del agua que bebes, de la gravedad que te mantiene ahí, en la silla; los 36,5º que te proporciona la estructura que mantiene activo tu cuerpo hace que te sientas bien, como embelesado por algo que no sabrías explicar del todo... y es que después de 200.000 años de fabricación y perfeccionamiento del mecanismo, seguimos siendo interrogantes caminando sobre más interrogantes.

El mayor y más temible cazador de la tierra, enfrentado a la fragilidad de una espiga de trigo. El ser humano contra el ser humano. La inteligencia, la conciencia, la solidaridad, la cultura y las ideologías convencidas en hacer daño arrastran a la inteligencia, la conciencia, la solidaridad, la cultura y las ideologías inclinadas a funcionar de forma positiva; así hasta que la “viceversa” se desgasta en un remolino infinito. El humano, la persona, tú o yo; estamos dotados con algo extraordinario, el poder de la Objetividad y de la Subjetividad. Ambas concesiones, desde el inicio, son transformadas y entendidas como un motivo de sangre. La una conquista a la otra, el uno pisa al otro… Hasta que llega la venganza y otra vez empieza el párrafo, cambiando que el que antes pisó ahora es pisado; soslayando y perpetuando que el pie con el que pisas, al igual que con el que fuiste pisado, tiene cinco dedos.

Pero la electricidad vital con la que estás recargado y que te mantiene no es para siempre y hay que aprovecharla. Desperdicia algo de ella y entonces sabrás lo que es odio, ira y sed de venganza…

Y ese es el bucle de lo que tú llamas vida.

Corre, abre la ventana, estés donde estés; prueba a respirar la brisa que recorre cada parte de este mundo, cada rincón escrutado. Toma aire, abre bien los ojos y saborea este momento. Pero no lo olvides: tu batería está funcionando a pleno rendimiento.

4 comentarios:

  1. La vida es una llama a todo gas, cargada de misterio, de fascinación, de mecanismos perfectamente calibrados que la hacen perfectamente caótica.

    Sagrada.

    :)

    ResponderEliminar
  2. Amén.

    Eres grande eh? MUY grande... :)

    ResponderEliminar
  3. "El que antes pisó ahora es pisado; soslayando y perpetuando que el pie con el que pisas, al igual que con el que fuiste pisado, tiene cinco dedos"

    Entre pisadas y pisadas, gadafi, japón, radiación, centrales nucleares, terrorismo, racismo, pobreza... ¿El mundo se derrumba? Grande Jose de nuevo.

    ResponderEliminar
  4. El mundo se derrumba por nosotros y entre nosotros...
    Al menos hay gente que sigue valiendo la pena. ¿Qué pasaría si los buenos gobernasen?

    ResponderEliminar